OBLIGADO A ESCRIBIR

Por Ricardo Velázquez Jr.

Acabando de recibir un correo de personas ignorantes, o que al menos se comportan así, he recibido la motivación que me faltaba para volver a escribir en esta página. Posteriormente les diré los nombres de estos personajes y el motivo. El crudo y lamentable motivo…

No había escrito, porque no había mucho que decir de una liga mexicana muy acorde al país y de las grandes ligas está todo en Internet, ¿qué más decir de los Yankees que están arrasando las dos ligas?

Por eso me he enfrascado en un gran proyecto que tiene que ver con la historia del beisbol… con la verdadera. Sólo otro periodista (no se necesita publicar notas para tener los conocimientos) sabe los pormenores de ese proyecto llamado Diamante Sport Vintage, con la Verdadera Historia del Beisbol.

Es una investigación de varios años, con datos de Ricardo Velázquez Gómez, director de revista desde 1955 y que en los setentas le dio mucho impulso a un Salón de la Fama que era un tierno proyecto, desde las páginas de la Revista Superhit, a nivel nacional y semana a semana. Investigaciones propias y de otros excelentes investigadores del beisbol histórico y magníficas fotografías y videos de nuestros archivos, trabajados, coloreados y restaurados con los conocimientos que mi inquietud me ha llevado a desarrollar en otro aspecto de mi vida como colorista y etalonador.

Sin embargo, hoy no escribo para agradar a esos personajes ignorantes. No. Si escribiré constantemente para ver si se puede obsequiar de luz a esas mentes cuadradas y rústicas con poco entendimiento y sentido común. (En mi rancho les dicen de otra forma) Publicaré para poner las cosas en su lugar, y compartir al público lector datos, detalles y anécdotas nada conocidas del beisbol nuestro de todos los días, pero que son bastante interesantes y que, por convenir a ciertas personas, se ocultan o no las escriben.

Aquí andamos, porque esto no se acaba hasta que se acaba, y no dejamos de ser periodistas especializados en beisbol por no publicar hoy. Somos lo que somos porque siempre lo hemos sido y lo seremos.

¿O usted qué piensa?

Un comentario sobre «OBLIGADO A ESCRIBIR»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.