Menú Cerrar

EL INVIERNO LLEGÓ TEMPRANO EN NUEVA YORK

Ha pasado una eternidad para los Bombarderos del Bronx desde su último gallardete y este era el año que lucían con tamaños para lograrlo, sobre todo con la incorporación de Gerrit Cole y las barridas sobre Boston en los inicios de esta peculiar y acortada campaña.

Último juego de la serie y los Yankees con Cole en la lomita, lanzando pelota de un hit en cinco entradas un tercio y nueve ponches. El Juez ponía su parte con un jonrón que le daba la ventaja.

Pero unos Rays de un casi perfecto desenvolvimiento, desnudaron las carencias de un equipo de Nueva York y los volvieron a dejar fuera de la competencia, como unos grandes segundones de nueva cuenta.

A los Mulos de Manhattan les faltó un buen bateo, no explosivo y arrasador, sólo un par de carreras, o un palo de jonrón, con un cerrador de categoría, porque Chapman lo hizo de nuevo (la mala actuación) al permitir el batazo que los dejaba eliminados de este 2020.

A Yankees le falta un cerrador seguro, al nivel de sus 27 series mundiales, más y mejores abridores, solidez en el bullpen, constancia en el bateo a la hora buena, un buen cátcher, quizá mejor preparación física que aminore tantas lesiones, un buen mánager y quizá staff de coaches, pero lo que urge es un gerente que maneje adecuadamente las contrataciones, porque Yankees parecía un niño con los pantalones “brinca charcos”.

También la afición faltó, pero eso fue por la Pandemia, mejor para Yankees, porque desde las tribunas hubieran reclamado la falta de nivel que mostró el equipo, sobre todo contra los Rays de Tampa, que les ganaron todo.

Es tiempo de ver las Series por televisión y para los Yankees de Nueva York iniciar el invierno más largo de los últimos años.

O ¿Usted qué piensa?

Mejor no lo diga. Así lo dejamos.

Mike Brosseau acaba con Chapman con un decisivo cuadrangular vengador